¿Cómo elegir tu caldera?

Como elegir tu caldera

¿Tu caldera es antigua?

Las calderas antiguas son aparatos poco eficientes y contaminantes, si tu caldera tiene más de 15 años aunque no se haya estropeado es interesante plantearse un cambio por una nueva más eficiente. En el siguiente post te enseñamos a como elegir tu nueva caldera.

Características de la vivienda

 

Es importante tener en cuenta la limpieza del circuito de agua, en una nueva instalación no es algo que deba preocuparnos pero en una instalación existente debe de realizarse limpiezas de circuito. Las nuevas calderas de condensación normalmente tienen pasos de agua más reducidos que las convencionales por ello son más propensas a que se bloquen por suciedad, debido a esto es importante la instalación de filtros y la realización de limpiezas para evitar posibles problemas futuros.

Al pensar en una instalación de suelo radiante o utilizar nuestros radiadores de chapa o hierro fundido es conveniente buscar calderas con intercambiadores especiales con una sección mayor.

Factores de nuestra vivienda

 

Hay varios factores a tener en cuenta a la hora de elegir nuestra caldera: si se trata de una vivienda unifamiliar o un piso, cuántas personas vivan en ella, su lugar geográfica y los hábitos con el agua caliente.

En función de los metros cuadros de nuestra vivienda podríamos guiarnos por la siguiente tabla:

 

20 – 24 kW

Menos de 80 m2

24 – 26 kW

Entre 80 y 120 m2

27 – 31 kW

Entre 120 y 180 m2

32 – 37 kW

Entre 180 y 240 m2

28 – 45 kW

Más de 240 m2

Según número de cuartos de baños que tenga nuestra casa, pensemos que esta potencia es la necesaria para que ambos baños funcionen a la vez.

 

1 baño

24 kW

2 baños

28 kW

3 baños

35 kW

+ 3 baños

35 kW + acumulador

¿Qué modelo de caldera elegir?

Nuestra recomendación es optar por caldera de condensación ya que actualmente cuentan con la tecnología más eficiente y ecológica, pero existen diferencias entre modelos. según su ratio de modulación.

Es importante fijarnos en el ratio de modulación de la caldera, cuanto más alto sea menor será la potencia mínima del aparato, por ello se podrán adaptar mejor a las demandas reales de agua caliente y calefacción. Además el consumo de gas será menor, se producirán menos apagados y encendidos de la caldera. Obteniendo un funcionamiento más silencioso y menos desgaste de los componentes.

El ratio de modulación de puede ver como 1:10 esto quiere decir que la potencia mínima es diez veces la máxima.

¿Qué combustible utilizar?

 

Existen muchos combustibles para tu caldera: el gas, la biomasa, electricidad o pellets… Los factores clave para decantarte por uno u otro serán las disponibilidad de este combustible y su precio.

Si podemos optar por una red de suministro de gas natural en nuestra zona es preferible tener una caldera de gas, si no tenemos esta posibilidad es interesante otro tipo de combustibles como el propano o gasoil o incluso por un combustible ecológico como la biomasa.

Al tener una caldera de gas y tener acceso a la red de gas natural es interesante enfocarnos por este camino, si tenemos una caldera de gasoil pero podemos tener acceso a la red de gas natural es interesante platearnos el cambio a gas debido a múltiples razones como la comodidad, el ahorro, y la eficiencia energética que ofrecen las calderas nuevas de condensación de gas.

 

¿Cuántas personas viven en la casa?

Cuando comparamos las características de una caldera u otra es interesante fijarnos en nuestras necesidades. Si somos una familia numerosa que va a utilizar simultáneamente dos baños o varios grifos a lo mejor nos interesa una caldera con acumulador integrado para tener agua caliente de forma inmediata. Si nos decantamos por esta opción tendremos que tener en cuanta que necesitaremos más espacio que con una caldera sin acumulador.

Si necesitas más información contáctanos

Deja un comentario