¿Porque es importante controlar el pH de tu piscina ?

¿Es importante controlar el pH de la piscina?

Ahora que estamos inmersos en el verano debes tener en cuenta que controlar el ph de tu piscina hará que tengas unos niveles de pH correctos.  Las condiciones del baño serán óptimas y el agua se verá transparente como a todos nos gusta. Empecemos por el principio, ¿Qué es el pH? El pH es el coeficiente que indica el grado de acidez o basicidad en una solución acuosa. Lo normal es que este situado entre 7 y 7,5. Si está situado en 7 es el pH neutro, si es menor será una solución acida, si es mayor será una solución básica.  Los efectos de bañarse en una piscina con pH ácido son escozor y picor de ojos, nariz y piel. Irritación de la garganta, aparición de eccemas, sequedad, carraspera. En cuanto a las instalaciones, esta acidez será un mal aliado para a la vida útil de estas, ejercerá un desgaste y corrosión, especialmente sobre superficies como el cemento y metal. 

piernas en piscina control cloro

Este parámetro debe medirse junto al índice de cloro puesto que estos dos juntos son los elementos que hacen que el agua sea óptima para el baño. Los niveles de cloro deben estar entre 0.6 y 1  ppm.

Tener en tu piscina un pH superior a 7.6 se notará más en el agua que en la salud. Los bañistas tendrán sensación de piel seca o irritada. El problema estará en el agua, que se volverá turbia, verdosa incluso podrá llegar a tener mal olor. Se facilitará con ello la proliferación de microbios, bacterias y algas. Y aunque se aumente el nivel de cloro para desinfectarla no servirá de nada si no está regulado el pH.

¿Cómo controlar el pH de una piscina?

En primer lugar, para llegar a un nivel de pH neutro en tu piscina necesitarás un medidor, que también te dará la opción de conocer el nivel de cloro. Una vez realizado el test podrás tomar una decisión en cuanto a las medidas necesarias para equilibrar el agua de tu piscina. 

Si el pH de tu piscina es alto (base), deberás utilizar un reductor de pH para devolverlo a la neutralidad. Debes recordar que cuando tenemos un pH alto, el cloro deja de hacer efecto, favoreciendo la proliferación de microorganismo y algas. Es necesario que antes de añadir algún tipo de producto el pH sea neutro. 

En cambio, si el pH es bajo (ácido), es decir, es menor de 7.2 será indispensable emplear un incrementador del ph. Recuerda que todos los productos deben usarse siguiendo las instrucciones del fabricante.  Controlando el pH de tu piscina conseguirás tener el agua a punto para el baño estos días y poder disfrutar sin grandes preocupaciones durante las olas de calor que nos están acechando a lo largo del verano. En suministros Rami podrás encontrar todo lo necesario para ello. 

Deja un comentario